Hermosillo, Sonora, junio 02 de 2016.- El Secretario de Salud, Gilberto Ungson Beltrán, reiteró el llamado a tomar las medidas necesarias para evitar padecimientos asociados a la temporada de calor, debido al pronóstico de temperaturas sumamente elevadas durante este fin de semana.

“Hay que evitar el contacto con el Sol si fuera posible, entre las 10 am y las 6 pm, porque son las horas de mayor intensidad de los rayos solares, si no se puede, usar sombreros anchos o cachuchas, sobre todo camisas de manga larga, evitar shorts que hagan posible el contacto con el Sol, utilizar bloqueadores y tomar agua constantemente”, detalló Ungson Beltrán.

Con respecto a los eventos asociados a la temporada de calor, del 21 al 28 de mayo se registraron dos nuevos casos, con lo que se acumulan 18 a la fecha, lo que representa un 50% menos que a la misma fecha del año pasado, cuando se registraron 36.

Entre los dos casos de esta semana, se encontró una deshidratación y una insolación, en dos masculinos residentes de Hermosillo; el primero de 81 años edad, registrada el 24 de mayo y el segundo de 35 años, ocurrida el 18 de mayo.

De los 18 casos, 13 ocurrieron en varones y 5 en mujeres, entre los 19 y 76 años de edad, de los cuales, 13 se debieron a deshidrataciones, 1 quemadura solar, 1 insolación y 3 golpes de calor (fallecimientos).

Además durante la semana se atendieron en las unidades de salud 4 mil 975 casos de Enfermedad Diarreica Aguda, cifra ligeramente mayor en un 27% a la registrada durante la misma semana del 2015, cuando se tenían 3 mil 597.

“Hay que tener mucho cuidado con los alimentos, tanto los que se consumen y se preparan en casa como en la vía pública, porque estas altas temperaturas llevan a una mayor y más rápida descomposición de algunos productos que pudieran generarlos infecciones gastrointestinales”, exhortó Ungson Beltrán.

Entre los síntomas más importantes que nos pueden indicar que una persona está sufriendo eventos adversos por exponerse a calor ambiental se incluyen:

·         Mareo.

·         Sudoración excesiva al principio, después, falta de sudor.

·         Enrojecimiento y sequedad en la piel.

·         Fiebre con temperatura desde 39 a 41 grados.

·         Comportamiento inadecuado, como por ejemplo: comenzar a quitarse la ropa sin

          importar el lugar, como consecuencia de deterioro neurológico.

·         Aceleración del ritmo cardíaco, con latido del corazón débil.

·         Dolor de cabeza.

·         Crisis convulsivas.

Otros signos de mayor severidad y que son conocidos como signos de alarma que requieren atención médica inmediata se incluyen los siguientes:

·         Piel que se siente caliente y seca pero no sudorosa.

·         Confusión o pérdida del conocimiento.

·         Vómitos frecuentes.

·         Falta de aire o problemas para respirar.