Hermosillo, Sonora, 06 de junio de 2016.- La Secretaría de Salud informa que, del 02 al 05 de junio, hasta el momento se han confirmado cinco casos de deshidratación por exposición a altas temperaturas en el Estado, secundarios al aumento de temperatura ambiental durante este fin de semana.

Esto debido a la combinación de dos extensos sistemas de alta presión en niveles medios, lo que ocasionó un marcado aumento de las temperaturas en Sonora, con temperaturas superiores a los 45 grados en varias regiones del Estado, llegando a alrededor de los 49 grados en Hermosillo.

Del total de las deshidrataciones, se presentó 1 caso en los municipios de San Luis Río Colorado, Sáric, Caborca, Álamos y Navojoa; cabe señalar que en la Jurisdicción Sanitaria 1 (Hermosillo) se continúa con la investigación y confirmación de casos asociados al aumento de temperatura durante este periodo de tiempo.

Por tal motivo, la dependencia estatal reitera el llamado a la población sonorense a tomar las medidas precautorias para evitar padecimientos relacionados al calor, como la deshidratación, la insolación y las quemaduras solares.

Tales medidas precautorias incluyen: evitar el contacto con el Sol entre las 10 am y las 6 pm, debido a que son las horas de mayor intensidad de los rayos solares; usar sombreros anchos o cachuchas, así como camisas de manga larga; evitar los shorts que hagan posible el contacto con el Sol; utilizar bloqueadores y tomar agua constantemente.

Con respecto a los alimentos, tanto los que se consumen y se preparan en casa como en la vía pública, la dependencia estatal recomienda tener cuidado, ya que las altas temperaturas llevan a una mayor y más rápida descomposición de algunos productos que pudieran generarlos infecciones gastrointestinales.

Entre los síntomas más importantes que nos pueden indicar que una persona está sufriendo eventos adversos por exponerse a calor ambiental se incluyen:

·       Mareo.

·       Sudoración excesiva al principio, después, falta de sudor.

·       Enrojecimiento y sequedad en la piel.

·       Fiebre con temperatura desde 39 a 41 grados.

·       Comportamiento inadecuado, como, por ejemplo: comenzar a quitarse la ropa sin

        importar el lugar, como consecuencia de deterioro neurológico.

·        Aceleración del ritmo cardíaco, con latido del corazón débil.

·        Dolor de cabeza.

·        Crisis convulsivas.

Otros signos de mayor severidad y que son conocidos como signos de alarma que requieren atención médica inmediata se incluyen los siguientes:

·         Piel que se siente caliente y seca pero no sudorosa.

·         Confusión o pérdida del conocimiento.

·         Vómitos frecuentes.

·         Falta de aire o problemas para respirar.