Hermosillo, Sonora, julio 19 de 2016.- Los accidentes en el hogar incrementan en temporada vacacional de verano, sobre todo en menores, siendo el principal lugar de ocurrencia el baño, donde se registra un mayor número de caídas, intoxicaciones e incluso cortaduras por rastrillos y navajas.  

Asimismo, la cocina representa un lugar de riesgo, debido a la presencia de la estufa donde los niños pueden verterse cosas calientes, y si las casas son de doble piso, las escaleras pueden representar inseguridad para la salud de los pequeños.  

Por tal motivo, la Secretaría de Salud, a través del Programa de Prevención de Accidentes en el Estado (COEPRA), hace un llamado a los padres o responsables de menores de 5 años, a que les pongan mayor atención en sus hogares durante este periodo vacacional.  

La principal recomendación es que los niños no jueguen en la cocina, donde se deberá de revisar las agarraderas de los utensilios de cocina y cuidar que las asas no salgan de la estufa al momento de preparar los alimentos.  

También es recomendable mantener las habitaciones ventiladas, fijar los muebles a las paredes, así como revisar que las tomas de gas e instalaciones eléctricas se encuentren en buen estado.