Hermosillo, Sonora, julio 20 de 2016.- Durante el periodo vacacional se incrementan las consultas brindadas en el área de Urgencias del Hospital Infantil del Estado de Sonora (HIES), donde la causa más frecuente de atención son las quemaduras superficiales, fracturas o asfixias.

La mayoría de los accidentes en niños menores de 5 años de edad ocurren dentro de los domicilios, para lo cual, los padres deben de seguir medidas preventivas para evitarlos.  

Esto es debido a que los niños pasan la mayor parte del tiempo dentro de sus casas jugando y se exponen a diversos peligros, algo que se presenta normalmente durante el periodo vacacional y es lo que se espera.  

La principal recomendación para prevenir quemaduras dentro de la cocina es calentar los alimentos en las parillas traseras de la estufa, para que los menores no tengan acceso a los sartenes y viertan su contenido encima.  

También se recomienda tapar los enchufes con plásticos protectores con el fin de evitar que los niños ingresen objetos en ellos y se expongan a descargas eléctricas, lo que puede provocar quemaduras de diversos grados e incluso la muerte.  

Es muy importante también que los menores no coman mientras anden jugando, porque la respiración del menor mientras come y corre o brinca, hace que el alimento se vaya a los pulmones y no al estomago, obstruyéndolos.  

El evitar almacenar agua en baldes dentro de los domicilios es otra recomendación para prevenir asfixias, debido a que los niños pueden introducirse en ellos; así como no tener a su alcance materiales de limpieza, porque podrían tomarlos e intoxicarse.