Ley impide se interrumpa su embarazo

Hermosillo, Sonora, agosto 1 de 2016.- La Secretaría de Salud, en coordinación con varias instituciones del Gobierno del Estado, dan seguimiento y atienden la situación de la niña indígena que resultó embarazada luego de ser víctima del delito de estupro.

La clasificación del delito de estupro la realizó el juez encargado del caso y las instituciones están obligadas a acatar esa determinación.

De conformidad con lo anterior, tratándose del delito de estupro no se permite interrumpir un embarazo, razón por la cual la Secretaría de Salud está imposibilitada legalmente para cumplir con la solicitud del padre de la menor.

La atención a la niña indígena se dirige a los servicios de salud, asistencia sicológica, legal y de protección de sus derechos.

En pleno respeto al proceso y a la secrecía de los detalles de los datos de la menor, se puede informar que las instituciones que trabajan en coordinación en este caso son la Secretaría de Salud, la Comisión para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, y la Procuraduría para la Defensa de los Derechos de los Niños y las Niñas, en conjunto con la Comisión Estatal de Derechos Humanos. Queda de manifiesto que las instituciones prestarán la atención por el tiempo necesario y hasta donde la Ley lo permita.