Hermosillo, Sonora, septiembre 27 del 2016.- Debido a que las enfermedades crónicas no transmisibles, principalmente las patologías cardiovasculares, ocupan el primer lugar a nivel nacional, la Secretaría de Salud realizará hasta este 28 de septiembre, un foro para adultos mayores, durante la Semana Nacional por un Corazón Saludable.

Luis Becerra Hurtado, Subsecretario de Salud, informó que los Servicios de Salud de Sonora realizan acciones constantes de promoción, prevención y detección de enfermedades cardiovasculares, así como fomentar estilos de vida saludables para llevar a un envejecimiento saludable.

Cabe señalar que, este 29 de septiembre, se celebra el Día Mundial por un Corazón Sano, por lo que la dependencia estatal reforzará durante esta semana las actividades para promover de prevención de las enfermedades cardiovasculares.

“Este día es un marco perfecto para conmemorar y celebrar al adulto mayor en nuestro Estado, la Secretaría de Salud tiene a nivel estatal, con las Unidades de Medicina Especializada Crónico Degenerativas, las UNEMES, que son exclusivamente para la salud de los adultos mayores”, indicó Becerra Hurtado.

En las UNEMES se cuenta con médicos especialistas en las enfermedades crónicas degenerativas, que atienden principalmente a los adultos mayores, quienes llevan el control de los padecimientos como la diabetes, artritis, hipertensión arterial, sobre peso u obesidad, entre otras.

La mala alimentación y el sedentarismo son la principal causa de sobrepeso y obesidad, que impactan directamente a la incidencia de padecimientos relacionados con eventos cardiovasculares, por lo que se recomienda realizar ejercicio durante 30 minutos al día, ya que ejerce un efecto protector.

Cabe señalar que durante el primer trimestre de este año se realizaron un total de 315 mil 474 detecciones relacionadas al Riesgo Cardiovascular a la población sonorense, tales como mediciones de la presión arterial, sobrepeso u obesidad.

Además, de enero a junio del 2016 acudieron a consulta de primera vez 4 mil 122 adultos y adultos mayores en las unidades de salud de la dependencia, con alguna patología relacionada al riesgo cardiovascular.