Hermosillo, Sonora, noviembre 08 de 2016.- La Secretaría de Salud arrancó la Segunda Semana Nacional de Salud Bucal 2016, donde, hasta el 11 de noviembre, se realizarán diversas actividades odontológicas preventivas y curativas dirigidas a los grupos más vulnerables en la entidad bajo el lema “Mucho más que dientes sanos”.

En representación del Secretario de Salud, Gilberto Ungson Beltrán, acudió el director general de Servicios de Salud a la Persona, Raymundo López Vucovich, quien informó que durante esta semana se tiene como meta beneficiar a más de 104 mil personas de todo el Estado, con poco más de 432 mil actividades preventivas y casi 9 mil acciones curativas.

“Siete de cada diez niños y adolescentes presentan cinco dientes cariados, mientras aproximadamente seis de cada diez adultos tienen muelas cariadas y el 6% de éstos presentan en promedio cinco piezas perdidas, lo que acarrea otros problemas a la salud", indicó López Vucovich.

Durante esta semana se pretende disminuir la incidencia y prevalencia de las enfermedades bucales que más afectan a la población, promoviendo la participación social por medio de la intensificación de las medidas preventivas y el fomento del autocuidado.

De esta manera se busca fortalecer las estrategias en las actividades de promoción, educación, prevención y atención curativa a nivel Estatal, para lograr cambios en los hábitos higiénicos de la población.

Las caries y la enfermedad periodontal, son los procesos de enfermedad a nivel mundial con mayor ingerencia de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, los cuales afectan a más del 90% de la población mexicana.

Es importante indicar que la mayoría de las enfermedades bucales se pueden controlar con actividades preventivas y realizando un diagnóstico temprano, por lo que la dependencia estatal recomienda acudir por lo menos dos veces al año al dentista.

Es importante señalar que la caries dental es una enfermedad infecciosa causada por diversas causas, entre ellas las bacterias como el estreptococo mutans; la ingestión de carbohidratos, así como una mala higiene bucal, que proporciona las condiciones para la destrucción de los dientes por caries.

Para tener una buena salud bucal, la Secretaría de Salud recomienda un aseo bucal adecuado, el correcto cepillado de los dientes y lengua, el uso del hilo y enjuague bucal, así como asistir al dentista por lo menos dos veces al año.