Hermosillo, Sonora, noviembre 15 de 2016.- Un llamado a los menores de edad realiza la Secretaría de Salud para que no consuman alcohol, ya que los efectos en su organismo son doblemente fuertes, en el marco del Día Mundial sin Alcohol, que se conmemora cada 15 de noviembre.

Félix Higuera Romero, director general de Salud Mental y Adicciones, explicó que los efectos del alcohol en los niños y jóvenes se deben a que el sistema nervioso está inmaduro, por lo que produce alteraciones en todo el sistema, en el desarrollo de las personas y está fuertemente vinculado al daño cerebral.

“Lamentablemente hoy en día reconocemos que los jóvenes se atreven a hacer combinaciones con el alcohol y esto con el afán de competir entre ellos, competir entre grupos sociales a través de las redes, lo que es un grave problema”, indicó el funcionario estatal.

De acuerdo a la Encuesta Nacional Juvenil, en lo que refiere al consumo de drogas entre la población de 9 a 18 años de edad, revela que el 46% de la población en este rango de edad consume alcohol con algún grado de frecuencia, lo que se considera un grave problema debido al consumo tan precoz que sucede a la fecha.

“Esto es muy preocupante porque los adultos están permitiendo que los menores de edad consuman alcohol, a pesar de que en México está prohibido proveer de alcohol a los menores; en la Ley General de Salud se ha regulado en los últimos meses y se han incrementado las sanciones y el control para quien otorgue, venda o facilite alcohol a los menores”, detalló Higuera Romero.

Cabe señalar que el consumo excesivo de alcohol no sólo puede resultar en numerosos trastornos y enfermedades, tales como daño cerebral, problemas de memoria, hipertensión, entre otros, sino que también puede causar ciertas actitudes o hechos como vandalismo, violencia, problemas familiares y suicidios.

El Día Mundial sin Alcohol fue establecido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y tiene el objetivo de concienciar a la población sobre las graves consecuencias que puede llevar el consumo del alcohol, sobre todo en la población juvenil.