Hermosillo, Sonora, diciembre 26 de 2016.- En el Estado de Sonora no se ha presentado un caso de influenza hasta el momento, por lo que la Secretaría de Salud insiste en la aplicación de la vacuna contra la enfermedad, ya que es la principal medida preventiva para evitarla durante el invierno.

Los grupos más vulnerables a padecer el padecimiento son los niños entre los 6 y 59 meses de edad, mujeres embarazadas, adultos de 50 años o más, personas con algún factor de riesgo como diabetes, VIH, obesidad, entre otras, por lo que la dependencia estatal recomienda su aplicación durante este mes.

Cabe señalar que el biológico tarda en producir los anticuerpos de 4 a 6 semanas y, para estar protegido durante la etapa más fría del año, que ocurre en los meses de enero y febrero, se recomienda suministrarla a más tardar en diciembre.

La influenza es de alta transmisividad, es decir, es una infección de las vías respiratorias que se transmite fácilmente a través del estornudo, la tos y las secreciones rinofaringeas.

También se puede contraer a través de objetos o áreas que se tocan con las manos contaminadas, porque ahí se deja el virus, que pueden localizarse en el hogar, lugares de trabajo y en la calle, tales como teléfonos o tubos de metal.

El éxito del tratamiento contra la influenza se debe a la rapidez en que se administra, debido a que entre más pronto se haga se evitan complicaciones de la enfermedad, el cual consiste en antivirales, tales como el oseltamivir, que dispone la Secretaría de Salud en todo el Estado.

Es importante informar que el medicamento sólo está indicado en pacientes que cumplen con sospecha de influenza y no es necesario administrarlo en todos los cuadros respiratorios agudos, pues en realidad, menos del 1% del total de caso de infección respiratoria aguda (IRA) puede ser considerado de tipo influenza.

Medidas preventivas para evitar contraer influenza y proteger su salud durante la temporada invernal:

Aplicarse la vacuna.
Lavarse frecuentemente las manos.
Evitar tocarse los ojos, nariz y boca con las manos sucias.
Al toser y estornudar, no olvide hacerlo cubriéndose con un pañuelo o con el ángulo que forma el brazo con el antebrazo.
Si tiene tos, catarro y/o fiebre, evite saludar de mano o beso.
Limpiar todos los entornos en el hogar y trabajo, tales como: Teléfonos, computadoras, impresoras.
En el hogar permitir la ventilación y que entre el Sol por las ventanas.
No olvide abrigarse correctamente, principalmente de mañana y noche, si puede use una bufanda o pañuelo que cubra su boca al salir a la intemperie.
Evite en la medida de lo posible, los cambios bruscos de temperatura.
Procure consumir verduras y frutas cítricas que son ricas en vitaminas A y C, esto le ayudará a fortalecer las células que nos defienden en presencia de microorganismos.