Hermosillo, Sonora, diciembre 27 de 2016.-Debido al incremento en el consumo de alcohol en los adolescentes en la época decembrina, y que repercute directamente en el alza en el número de accidentes de tránsito, la Secretaría de Salud del Estado hace un llamado a los padres de familia para vigilar de cerca la ingesta de bebidas alcohólicas en su hijos.

Algunos adolescentes desarrollan problemas muy serios como consumo excesivo, abuso y dependencia de alcohol, los cuales requieren ayuda profesional para poder ser controlados. Existen ayudas tales como el tratamiento en hospitales, el tratamiento ambulatorio, los programas de doce pasos y las unidades de diagnóstico para individuos con problemas emocionales y problemas de abuso de substancias.

Cabe señalar que en la Dirección de Salud Mental y Adicciones se cuenta con una variedad de programas para el tratamiento del abuso de substancias. La decisión de poner a un niño o adolescente en tratamiento es difícil, pero debe valorarse considerando el riesgo que implica no atender una situación tan delicada.

El consumo nocivo de alcohol entre los adolescentes preocupa cada vez más a muchos países, ya que reduce el autocontrol y aumenta los comportamientos de riesgo, como las relaciones sexuales no protegidas o comportamientos peligrosos en la carretera.

Así mismo, el consumo excesivo de alcohol, es una de las principales causas de lesiones (incluidas las provocadas por accidentes de tránsito), violencia (especialmente por parte de la pareja) y muertes prematuras; además, puede provocar problemas de salud en una etapa posterior de la vida e influir en la esperanza de vida.

Es por todo ello que la Secretaría de Salud del Estado de Sonora recomienda a los padres que consulten con un psiquiatra de niños y adolescentes para que les ayude a decidir acerca del tratamiento para el abuso de substancias. Otros problemas psiquiátricos a menudo pueden coexistir con los problemas del abuso de drogas que necesitan evaluación y tratamiento.