Ciudad Obregón, Sonora, enero 9 de 2017.- La Secretaría de Salud del Estado de Sonora cuenta con los protocolos establecidos por la federación para afrontar contingencias epidemiológicas que puedan derivar en problemas de salud en la población.

Tal es el caso de la emergencia que se presentó en la Ciudad de Álamos, cuando un jornalero agrícola ingirió una cápsula de fosfuro de aluminio, surgiendo la necesidad de trasladarlo al HGO para su tratamiento.

Antonio Alvídrez, Jefe de la Jurisdicción Sanitaria Núm. 4 de la SS, mencionó que por instrucciones del Secretario de Salud, Gilberto Ungson Beltrán, se le está atendiendo de la mejor manera y se está evitando una emergencia epidemiológica.

Por su parte, la Unidad Estatal de Protección Civil trabajó de manera conjunta a la SS y a la Unidad de Bomberos, brindando la atención oportuna al paciente intoxicado y llevando a cabo el traslado.

Al recibirlo en el HGO, ya se tenía habilitada una carpa de aislamiento y atención médica por fuera del área de urgencias, para evitar la contaminación interna del Hospital, ésta cuenta con oxígeno, monitores y personal del Hospital debidamente protegidos para evitar el contagio.

La urgencia por intoxicación se manejó con un aislamiento funcional mediante la colocación de un área de aislamiento por fuera de urgencias del HGO, donde recibió la primera valoración por el equipo de Bomberos.

Todo esto siguiendo los planes de acción del Programa de Urgencias Epidemiológicas y Desastres de la SS, que se encarga de coordinar los esfuerzos, emitir recomendaciones y darle seguimiento a la eventualidad.

Es importante resaltar que el equipo médico de la Secretaría de Salud, se encuentra debidamente preparado para este tipo de emergencias por envenenamiento, tal como se le atendió al paciente al recibirlo con la vestimenta adecuada, precauciones respiratorias y precauciones por contacto.

Según informes del HGO, el paciente continúa siendo atendido en el área de protocolo instalada para su atención, su estado de salud es grave pero estable, en observación constante y que cuenta con apoyo respiratorio.