Hermosillo, Sonora, 26 de enero de 2017.- Las temperaturas en la entidad continúan bajando, lo que propicia que se presenten enfermedades propias de la temporada invernal como gripas, enfermedades respiratorias y problemas relacionados con las fuentes de calor, por lo que la Secretaría de Salud hace un llamado a extremar precauciones para prevenirlas.

Durante la semana No. 3, que abarca del 15 al 21 de enero de 2017, se confirmaron 7 eventos asociados a la temporada de frío (EATF) con estos se acumulan 50 desde el inicio de la temporada en octubre de 2016.

En la misma semana de la temporada anterior ocurrieron 4 EATF, los EATF ocurridos esta semana se debieron a intoxicaciones por monóxido de carbono, ninguno de ellos fue fatal.

Los eventos de esta semana sucedieron el 15 de enero en la ciudad de Nogales, todos corresponden a una familia, dos mujeres de 29 y 21 años de edad y 5 menores, 3 niños de 10, 6 y 2 años y 2 niñas de 7 y 4 años, todos recibieron atención médica y evolucionaron favorablemente, sin complicaciones aparentes.

En los 50 EATF acumulados en Sonora esta temporada, 29 ocurrieron en Nogales; 8 en Agua Prieta; 7 en Benjamín Hill; 3 en Cananea, y con 1 caso cada uno los municipios de Naco, Magdalena y Hermosillo.

Esta semana no se confirmó ninguna defunción asociada a la temporada de frío, por lo que se mantienen acumulados 4 fallecimientos en la temporada: una en Benjamín Hill por asfixia por monóxido de carbono y las otras tres en Agua Prieta, uno por hipotermia, otro por quemaduras y uno más por intoxicación con gas butano.

Este comportamiento es 33% inferior al observado a la misma semana de la temporada anterior, cuando se acumulaban 6 defunciones.

Ante el potencial recrudecimiento de las condiciones ambientales debido al ingreso de frentes fríos, la Secretaría de Salud Pública recomienda a la comunidad lo siguiente:

* Prestar mayor atención a niños, adultos mayores, enfermos crónicos e indigentes • Vestir ropa gruesa y calzado cerrado, cubriendo todo el cuerpo
• Almacenar agua, alimentos, cobijas, productos de aseo personal, botiquín, radio de baterías e insumos para la calefacción
• Consumir verduras, frutas ricas en Vitamina C y abundantes líquidos
• Si requieres utilizar chimeneas, calentadores u hornillas verifica que exista ventilación adecuada para evitar intoxicaciones, quemaduras o incendios
• Tener identificados los albergues más cercanos
• El consumo de alimentos calientes aumenta la producción de calor en el cuerpo, y estos pueden ser líquidos y sólidos
• Revisar que estén en buen estado los aparatos de calefacción, sin fugas o instalaciones eléctricas en mal estado que puedan provocar algún accidente
• Mantener una buena ventilación en las habitaciones ya que los calefactores de gas emiten monóxido de carbono, al igual que los que usan leña que preferentemente no se deben usar
• En el caso del uso de calefactores es recomendable tener dentro de la habitación una tela húmeda o un recipiente con agua, esto evitará la resequedad de las vías respiratorias