Hermosillo, Sonora; junio 26 de 2017.- Con el fin de replicar el taller interactivo “Vale la Pena Esperar” del Voluntariado de la Secretaría de Salud de Sonora, visitaron esta ciudad, la Maestra Arely Sánchez Negrete, Secretaria de Salud de Puebla; Teresita Vélez de Breña, Vocal Titular de Zacatecas; Ana María Arcos de la Peña de Guerrero y Mónica Rangel de San Luis Potosí.

La Titular de la Dependencia Estatal de Puebla expresó: “He tenido muy buenos comentarios, ya el Secretario de Salud nos había compartido en reuniones anteriores los efectos que ha tenido en su Estado y la verdad estamos sorprendidas, es una estrategia que vale la pena ahora replicarla en todas las Secretarías del país".

“Nos vamos con el ánimo de llegar a implementar algo así en Puebla, porque además es uno de los municipios con mayor incidencia en embarazos en adolescentes, somos el segundo municipio con mayor cantidad de niñas embarazadas”, agregó Sánchez Negrete.

Por su parte, Lupita García de Ungson, Vocal Titular del Voluntariado de la Secretaría de Salud de Sonora, atendió a las visitantes y las guió en el recorrido por las instalaciones del taller interactivo, quienes vivieron personalmente la experiencia de recorrer cada módulo, para conocerlo a fondo.

Durante su estancia en Hermosillo las funcionarias también hicieron un recorrido por el Hospital Infantil del Estado (HIES), donde reconocieron a la doctora Lupita García de Ungson por su trabajo al frente del voluntariado, que ha cubierto en tan poco tiempo varias áreas sensibles que requieren de apoyo para los familiares y pacientes de las unidades médicas.

Así mismo visitaron la Sala de Lactancia y la Tiendita “De pasadita" del voluntariado HIES-HIMES, cuyas ganancias van directamente a apoyar a los pacientes y sus familias que se hospedan en el Albergue y requieren de apoyo durante su estancia en el Hospital.

Al término del recorrido se mostraron complacidas y entusiasmadas por el proyecto de establecer en sus propios estados un taller como éste, que busca principalmente contribuir a que los jóvenes tengan un proyecto de vida y se alejen de conductas riesgosas y embarazos no planeados.