Hermosillo, Sonora, octubre 10 de 2017.- Para crear conciencia sobre la salud mental y la importancia de contar con ayuda, la Secretaría de Salud en el Estado, llama a las personas con depresión en el trabajo a que busquen y reciban apoyo.

El Director General de Salud Mental y Adicciones, Félix Higuera Romero, informó que cada 10 de octubre la Organización Mundial de la Salud (OMS) conmemora el Día Mundial de la Salud Mental, en esta ocasión bajo el lema “Salud Mental en el Trabajo”, ya que la globalización contribuye a un aumento en el estrés relacionado al trabajo.

“Se estima que una de cada cinco personas en el trabajo puede padecer problemas de salud mental; las personas con problemas de salud mental ocultan sus trastornos mentales por temor a la discriminación cuando están en búsqueda de trabajo o para proteger el que tienen”, detalló Félix Higuera.

Los problemas de salud mental impactan directamente el lugar de trabajo a través de diversas formas, como aumentos en el ausentismo (días de trabajo perdidos), presentismo (productividad reducida), reclamos de incapacidad, lesiones/enfermedades, quejas de personal, rotación y consecuencias legales.

La depresión en el trabajo es la causa principal de productividad perdida, ausencia por enfermedad y retiro prematuro, por lo que es importante que los empleadores y colegas puedan reconocer los signos; además, más de 300 millones de personas de todas las edades padece esta enfermedad a nivel mundial.

“Hay evidencia que tratar la depresión resulta en una disminución del 40 al 60% en el ausentismo y/o presentismo; cuando se aborda la depresión en el trabajo de manera proactiva, los empleadores reducirán costos y contribuirán a crear un entorno de empleados más sanos”, indicó el funcionario estatal.

Las características de un espacio amigable para la salud mental en el trabajo son las siguientes: se valora la diversidad; incluye servicios de salud que incorporan salud mental; tiene programas y políticas que promueven y apoyan salud y bienestar; y provee capacitación para supervisores en temas de salud mental.

Así mismo, se mantiene la confidencialidad de empleados y apoya a los empleados que busquen tratamiento o requieran hospitalización o permiso por incapacidad.

¿Cómo se siente la depresión en el trabajo?

•         Profundos sentimientos de tristeza.

•         Pérdida de interés en el trabajo o actividades sociales.

•         Concentración reducida.

•         Olvido y dificultad para recordar cosas.

•         Dificultad para tomar decisiones.

•         Dificultad para dormir o dormir demasiado.

•         Sentimientos de inutilidad y culpabilidad inapropiada.

•         Pérdida de energía o mucha fatiga.

•         Irritabilidad, enojo o tendencia al llanto.

•         Cambios de peso o apetito.

¿Cómo lo ven los compañeros?

•         Se aísla del equipo.

•         Apatía, indiferencia.

•         Olvida las tareas o fechas límites.

•         Parece distraído.

•         Procrastinación (postergación de las actividades), indecisión, productividad lenta.

•         Llega tarde al trabajo, se fatiga en las tardes, mayor tendencia a accidentes.

•         Falta de confianza en sí mismo, inseguridad en sus habilidades.

•         Motivación baja.

•         Reacciones inapropiadas, relaciones tensas.

•         Cambios de apariencia.