Hermosillo, Sonora, noviembre 08 de 2017.- Para incrementar el control de enfermedades transmitidas por vector, tales como el mosco y la garrapata, el Secretario de Salud en el Estado, Gilberto Ungson Beltrán, informó que Sonora es una de las primeras entidades de México en utilizar la pintura con insecticidas microencapsulados.

Esta intervención se suma a otras acciones que la Secretaría de Salud en el Estado realiza, agregó el titular de la dependencia estatal, tales como la entrega de collares contra las garrapatas en perros, el fortalecimiento de la adquisición de insecticidas y garrapacitidas, así como las nuevas unidades móviles para la esterilización de mascotas.

“Esto es gracias a las gestiones de la Gobernadora del Estado, Claudia Pavlovich Arellano, a través del Fondo Nacional de Desastres (FONDEN), que nos apoyó para iniciar una intervención modelo piloto de áreas de alto riesgo para las enfermedades de fiebre manchada, dengue, zika y chikungunya”, indicó Ungson Beltrán.

Por su parte, Gerardo Álvarez Hernández, Director General de Promoción a la Salud y Prevención de Enfermedades, detalló que para la intervención se eligió a la localidad de Pueblo Yaqui del municipio de Cajeme y La Atravesada de Empalme.

La intervención consiste en aplicar, al interior de los domicilios, la pintura con insecticidas microencapsulados, que se libera gradualmente con el transcurso del tiempo, el cual tiene una eficacia probada por la OMS para disminuir las enfermedades asociadas al mosco y otros insectos.

En total se beneficiaron a 500 familias de ambas localidades: 320 de Pueblo Yaqui y 180 de La Atravesada, en polígonos de riesgo, es decir, en áreas específicas donde han ocurrido casos de dengue, zika, chikungunya y fiebre manchada en años previos,

“El beneficio de la pintura es que una vez que se coloca al interior de las casas, va a proteger por al menos año y medio y hasta dos años; una vez que el insecticida entra en contacto con el mosco, la garrapata u otro insecto, tiene un efecto letal y de repelencia”, señaló Álvarez Hernández.

Es importante resaltar que el insecticida que contiene la pintura no es tóxico para el humano, ni para los animales ni el ambiente; además, su aplicación es segura y está aprobada por la Secretaría de Salud Federal.