Hermosillo, Sonora, enero 11 de 2018.- Para evitar la proliferación del mosco que transmite el dengue, zika y chikungunya, así como de la garrapata café, la Secretaría de Salud en el Estado reitera a la población sonorense el llamado a continuar con la limpieza de patios y sus hogares.

Durante la semana epidemiológica número 1, que comprende del 31 de diciembre del 2017 al 6 de enero del 2018, no se confirmaron casos de dengue, comportamiento idéntico al de la primera semana del 2017.

Cabe señalar que durante el 2017 ocurrieron 158 casos de dengue: 145 por formas no graves (DNG) y 13 con manifestaciones de alerta (DCMA); comportamiento 21% inferior al 2016, cuando se registraron 201 casos (169 DNG y 32 DCMA), lo que representa el 5% de la incidencia del 2015, cuando ocurrieron 3 mil 300 casos del padecimiento.

Con respecto a chikungunya, Sonora se mantiene sin casos de este padecimiento, igual comportamiento al del año pasado; es importante mencionar que el último caso registrado en la entidad ocurrió en la semana epidemiológica 26 del 2016, es decir, el estado tiene 78 semanas sin casos de la enfermedad.

Esta semana no se confirmaron casos nuevos de zika, mismo comportamiento al de la misma semana del 2017; durante el año pasado ocurrieron 64 casos: 58 (91%) autóctonos y 6 (9%) importados, comportamiento superior al observado en el 2016, cuando hubo 36 casos autóctonos y 7 importados.

Es importante señalar que Sonora es una región endémica para enfermedades asociadas a la picadura del mosco Aedes aegypti, debido principalmente a la temperatura y humedad ambiental, incluso en la temporada invernal, lo que favorece su crecimiento, desarrollo y multiplicación.

En la primera semana del 2018 no se registraron casos nuevos de fiebre manchada, cabe señalar que a la misma semana del 2017 habían ocurrido dos casos en los municipios de Hermosillo (1) y Cajeme (1).

Durante el 2017 se registraron 100 casos de fiebre manchada, una disminución del 20% respecto al 2016, cuando ocurrieron 124 casos de la enfermedad, así como un descenso del 56% en relación con el 2015, cuando hubo 180 casos del padecimiento.

Los 100 casos del 2017 ocurrieron en los municipios de Hermosillo (31), Cajeme (19), Caborca (8), Navojoa (8), Guaymas (8), Huatabampo (8), Empalme (4), Etchojoa (3), San Miguel de Horcasitas (2), Álamos (2), Agua Prieta (1), Benjamín Hill (1), San Luis Río Colorado (1), Bácum (1), Ures (1) y Carbó (1).

Con respecto a la mortalidad por fiebre manchada, en la primera semana del 2018 se confirmó una defunción en un varón de 18 años, residente de Hermosillo, que inició síntomas en la semana 52 de 2017 y falleció el 4 de enero de este año.

En el 2017 se registraron 43 defunciones de la enfermedad, en los municipios de Hermosillo (14), Cajeme (6), Caborca (6), Guaymas (6), Navojoa (3), Etchojoa (3), Empalme (2), Huatabampo (2) y San Luis Río Colorado (1).

Para evitar la reproducción del mosco, la Secretaría de Salud recomienda:

•         Limpiar el patio de los hogares, tirar criaderos de mosquitos como botes, botellas, tapas, corcholatas, llantas; voltear y tapar cubetas, botes, recipientes en los que se ofrece agua a mascotas, los depósitos de agua, limpiarlos.

•         Lavar frecuentemente recipientes que puedan servir como criaderos de mosquitos.

•         Vestir pantalones y usar ropa que cubra los brazos. Si es necesario, usar de manera moderada repelentes comerciales, autorizados para su venta pública.

•         Si es posible, poner mosquiteros en puertas y ventanas. Al dormir, usar pabellones para disminuir la probabilidad de sufrir picaduras de mosquitos.

•         En caso de presentar fiebre, dolor de cabeza, músculos y articulaciones, así como conjuntivitis y/o salpullido, no automedicarse, y acudir a su unidad de salud.

•         El paracetamol es el medicamento de elección para la fiebre y molestias ocasionadas por estos padecimientos, así como beber líquidos en abundancia y guardar reposo.

Mensajes importantes sobre la fiebre manchada (rickettsia): 

•         Aunque todas las personas pueden sufrir la infección, las complicaciones y resultados fatales son mayores en niños menores de 10 años y personas mayores de 60 años.

•         Aunque es un padecimiento potencialmente fatal, puede curarse si el antibiótico específico (doxiciclina) se administra oportunamente (dentro de los 3 primeros días de iniciados los síntomas).

•         La presencia de fiebre, dolor de cabeza y malestar general, con el antecedente de historia de contacto con garrapata, tales como convivencia con perros, viviendas y patios con piso y/o paredes de tierra, es suficiente para sospechar de la enfermedad. Acuda al médico e indique que sospecha de la infección.

•         Cualquier localidad y persona está en riesgo, especialmente localidades urbanas y grupos que viven en condiciones de pobre saneamiento e higiene.

•         Una tarea preventiva fundamental es la tenencia responsable de perros. Si es responsable de uno o varios perros, es importante llevarlos al veterinario, bañarlos, evitar que se infesten por garrapatas, limitar su libre deambulación por la calle y patios de otros vecinos. Si los hijos juegan con ellos, revisar cuidadosamente el cuerpo de los niños en busca de garrapatas y en caso de encontrar, retirarlas cuidadosamente con pinzas, no aplastarlas o quemarlas.