Hermosillo, Sonora a 27 de enero de 2017.- Los padres de familia deben de ayudar a sus hijos desde el hogar a crear hábitos de alimentación saludables para que éstos tengan una buena nutrición, indicó Carolina Díaz Pacheco, Coordinadora del Servicio de Nutrición del Hospital Infantil del Estado de Sonora (HIES). 

En el marco del Día del profesional de la Nutrición, que se conmemora cada 27 de enero, la profesional informó que son las frutas y verduras lo que no debe  faltar en la dieta diaria de los niños a partir de los 6 meses de edad, para que tengan un adecuado desarrollo de su cerebro, sistema óseo, músculos y demás órganos. 

Explicó que el aporte que estos alimentos dan a los niños en vitaminas, minerales y agua, es esencial para que los menores no desarrollen en un futuro desnutrición u obesidad, anemia y bajo rendimiento escolar.

Agregó que los lácteos y alimentos de origen animal como carne, pollo, pescado y huevo,  también son de vital importancia para su crecimiento, así como las grasas saludables que aportan el aguacate, almendras y  nueces.

Díaz Pacheco mencionó que en el día se deben tener tres comidas en forma y dos colaciones de fruta o verdura, pues éstas ayudan a que no se llegue con tanta hambre a la comida y cena.

Aseveró que el desayuno es muy importante y no debe ser omitido. Éste debe incluir lácteo, fruta y un plato fuerte de proteína animal, como el huevo.

La Coordinadora de Nutrición enfatizó que los niños deben consumir agua en las comidas en vez de sodas y jugos, pues estos aportan calorías y no contienen nutrientes.

Por último, dijo, también se debe de fomentar el ejercicio en los niños, pues el practicar alguna actividad física les ayudará a su crecimiento y fortalecimiento de huesos y músculos.

‘’Si tenemos a un niño que desde pequeño lo queremos mantener sentado va a ser un niño primeramente con problemas de coordinación y quien probablemente va a desarrollar algún tipo de sobrepeso por la falta de movimiento’’, subrayó.