Hermosillo, Sonora, abril 25 de 2018.- Una correcta higiene en dientes y encías contribuye a mantener una buena salud bucal, lo cual previene caries, infecciones u otro tipo de enfermedad oral, indicó Ligia Gutiérrez Zamora.

 

La Jefa del Servicio de Estomatología del Hospital Infantil del Estado de Sonora señaló la importancia de que los padres de familia supervisen a los menores para que ellos cepillen sus dientes después de cada alimento o mínimo tres veces al día. 

 

“Se recomienda que la mamá o el papá se cepillen los dientes frente al menor para que éste aprenda cómo debe hacerlo”, expuso. 

 

Gutiérrez Zamora recalcó que la caries es el problema más frecuente con el que acuden los menores a consulta, y actualmente este padecimiento es más avanzado. 

  

“La caries es el problema que más vemos, en diferentes grados de evolución, que va desde un punto pequeño o casos donde requieren rehabilitaciones totales”, dijo. 

 

La especialista agregó que este problema se presenta cada vez más, en niños de menor edad, las caries necesitan tratamiento con restauraciones por estar muy avanzadas, por lo cual la vigilancia de los padres, tanto en higiene como en alimentación, es primordial para su prevención. 

 

“Puede presentar dolor, abscesos y hasta necesitar hospitalizarse por una caries grave, pues puede ocasionar inflamación en parte de su cara”, añadió. 

 

Es muy importante, subrayó, la dieta de los menores para prevenir el padecimiento, la cual debe ser baja en carbohidratos. 

 

Mencionó que el lavado de dientes con cepillo se recomienda a partir de que salen los primeros molares; el lavado de los dientes de enfrente se puede realizar con una gasa húmeda o un cepillo especial. 

 

Por último, reiteró que un buen cepillado de dientes y el uso de enjuague bucal ayuda a una buena higiene, así como el chequeo por un dentista, por lo menos cada seis meses para descartar enfermedades.