Hermosillo, Sonora, junio 11 de 2018.- Parte del diagnóstico del cáncer de próstata es el tacto rectal, que tiene muchos mitos que se asocian con agresiones a la masculinidad, pero la realidad es que no tiene nada que ver con ello, aclaró José Jesús Contreras Soto.

 

El Director General del Hospital Infantil e Integral de la Mujer (HIES-HIMES) explicó que el tacto rectal es una maniobra gentil que no lleva más de 15 segundos, con el que se puede salvar la vida, ya que el 80% de la próstata donde crecen los tumores está al alcance del dedo del médico tratante.

 

En el marco del Día Mundial del Cáncer de Próstata, que se conmemora cada 11 de junio, el especialista indicó que el diagnóstico temprano de este padecimiento es muy importante, ya que es un tipo de cáncer que sólo en las fases más avanzadas da manifestaciones.

 

“Por eso se debe realizar la búsqueda intencionada de datos que puedan apoyar el diagnóstico, aunque no se tengan síntomas o factores de riesgo, en todo varón mayor a 45 años, o de 40 años cuando se tengan antecedentes familiares de cáncer de próstata”, comentó Contreras Soto.

 

Agregó que el diagnostico inicia en los Centros de Salud, en donde se aplica un cuestionario sobre la calidad de vida referente a los síntomas urinarios, donde se buscan cambios en los hábitos de la micción, tales como dificultad al iniciar a orinar o para detener el chorro, que sea intermitente o que se orine más de tres veces en la noche.

 

“Todo esto asociado justamente a que la próstata va a limitar la libre salida de la orina de la vejiga hacía el exterior y con todos estos datos se hace un puntaje, dependiendo de los signos y síntomas que tenga presente el paciente y se pasa a una segunda etapa, que es realizar la prueba de antígeno prostático”, señaló.

 

Lo que sigue para realizar el diagnóstico de la enfermedad es una exploración física o el tacto rectal, dijo, que es una exploración a través del recto para conocer las características de la próstata, tales como la presencia de nódulos, si está asimétrica o que está más crecida de un lado o del otro.

 

Para realizar el diagnóstico se puede acudir a la Clínica del Varón, ubicada en el Centro Avanzado de Atención Primaria a la Salud (CAAPS) en Hermosillo, o en los Hospitales Generales de la Secretaría de Salud que cuenten con el servicio de Urología, como es el Hospital General del Estado (HGE).

 

El funcionario estatal enfatizó que entre más temprano se tenga el diagnóstico de cáncer de próstata, la probabilidad de curación es mayor, debido a que el 70% de los casos se diagnóstica en etapas tardías, que es cuando hay molestias por invasión de otros sitios, como los huesos, las vértebras, la pelvis, o incluso el pulmón o cerebro.

 

“Hay factores de riesgo para esta enfermedad que no se pueden modificar, como lo son tener más de 65 años, contar con antecedentes familiares con cáncer de próstata o la raza, ya que de acuerdo con diversos estudios los afroamericanos tienen una mayor incidencia”, puntualizó el especialista.

 

Sin embargo, apuntó, se tienen otros factores de riesgo que sí se pueden modificar, como lo es el peso, ya que el acumulo graso en la cintura aumenta un 10% de probabilidades de desarrollar cáncer de próstata, la ingesta de carnes rojas o de carnes muy procesadas, el sedentarismo, el consumo de alcohol o el tabaquismo.

 

Se habla de que algunas dietas son protectoras contra el cáncer de próstata, señaló Contreras Soto, como el comer pescado y tomate, tomar selenio como complemento alimenticio y Vitamina D, además de llevar una vida saludable y realizar actividad física.