Hermosillo, Sonora, octubre 01 de 2018.- En el marco del Día Internacional de la Hepatitis C, que se conmemora cada 01 de octubre para fomentar la conciencia sobre la enfermedad, la Secretaría de Salud en el Estado emite recomendaciones para evitarla.

 

Gerardo Álvarez Hernández, Director General de Promoción a la Salud y Prevención de Enfermedades, señaló que no existe una vacuna para prevenir este padecimiento, por lo que para evitarla se debe reducir el riesgo de la exposición al virus, tanto en el entorno sanitario como en los grupos de población de alto riesgo.

 

“El Virus de la Hepatitis C se transmite por sangre, generalmente al consumir drogas inyectables y compartir el material de inyección, también se puede obtener debido a la utilización inadecuada de equipo médico no esterilizado, como jeringas y agujas, o a través de transfusiones de sangre o derivados sin analizar”, explicó.

 

Agregó que esta enfermedad también se puede transmitir por vía sexual y pasar de la madre infectada a su hijo, aunque no son tan frecuentes, de ahí, puntualizó, la importancia del uso correcto y sistemático del condón.

 

La Hepatitis C no se transmite a través de la leche materna, aclaró, ni por alimentos, agua o contacto ocasional, es decir, dijo, por abrazos, besos y comidas o bebidas compartidas con una persona infectada.

 

Esta enfermedad afecta al hígado y provoca su inflamación, indicó, que puede ser tanto aguda como crónica y la gravedad puede variar; también puede provocar dolor leve que dura algunas semanas o una enfermedad grave de por vida.

 

“Aproximadamente del 15 al 45% de las personas infectadas elimina el virus espontáneamente en un plazo de seis meses sin necesidad de tratamiento, mientras que el 55 al 85% restante desollará infección crónica, donde se tiene el riesgo de desarrollar cirrosis hepática o carcinoma hepático”, finalizó.