Hermosillo, Sonora, enero 02 de 2018.- Con la finalidad de proteger a los menores de accidentes en el hogar durante estas vacaciones invernales, la Secretaría de Salud emite recomendaciones para prevenir tales situaciones.

 

Jonathan Garza Rodríguez, titular del Consejo Estatal de Prevención de Accidentes (COEPRA), señaló que la principal recomendación es evitar que los niños entren a la cocina, pues existen muchas oportunidades para que suceda un percance.

 

“Se debe evitar que los niños entren al lugar donde se cocina, ubicar las ollas y sartenes con los mangos hacia atrás para que los menores no puedan alcanzarlos”, declaró.

 

En cuanto a los aparatos electrónicos, apuntó que estos se deben mantener fuera

del alcance de los pequeños, además de no tener en brazos a niños cuando se ingiera líquidos o comidas calientes, pues pudieran caer sobre ellos.

 

“Una medida importante es proteger con una barrera las estufas y los sistemas de calefacción, para evitar que jueguen cerca de ellas”, dijo.

 

Garza Rodríguez subrayó que los fósforos, encendedores y fogatas, tienen que estar fuera del alcance de los niños, así como evitar la manipulación de pirotecnia, pues persiste el riesgo de sufrir alguna quemadura.

  

El especialista hizo un llamado a los padres de familia a no utilizar artefactos eléctricos de calefacción en ambientes húmedos, pues pudiera desatar una situación peligrosa, además, el recordatorio a las familias que saldrán de casa para evitar la posibilidad de alguna fuga de gas y detectarla con rapidez al regreso, así como también en caso de percibir algún olor extraño, evitar encender electricidad.