Hermosillo, Sonora, enero 7 de 2019.- Expresar amor a través del cuidado que se le brinda a cada paciente es lo que más le gusta de su profesión al enfermero Reneé Martínez, quien hace más de seis años labora en el Hospital Infantil del Estado de Sonora (HIES) en el área de Ginecobstetricia.

 

El joven de 28 años, compartió que fue cuando cursaba el tercer semestre de la Licenciatura en Enfermería cuando confirmó que había elegido la profesión correcta, al estar en contacto con pacientes.

 

“Lo que me gusta de mi carrera es que nosotros diario damos cuidado, diario damos amor a los pacientes. Yo creo que el amor es mayormente expresado a través del cuidado, he sentido que aprendí a querer y ser querido a través del cuidado”, declaró.

 

El trabajar en el área de Ginecobstetricia es muy satisfactorio para él, refirió, pues se está en contacto con el comienzo de vida de muchos bebés y la felicidad que estos le representan a su madre y familia.

 

“En mi servicio social estuve en una casa hogar cuidando a abuelitos, varias veces me tocó despedirme de ellos en las mañanas y en la tarde venir y cargar a una persona que acaba de nacer, era una experiencia que completaba un círculo de vida”, expresó.

 

El ser enfermero, señaló, es estar presente en momentos muy importantes en la vida de una persona, ya que son el contacto directo en situaciones de mucha importancia.

 

Por último, envió una felicitación por su día a sus compañeras y compañeros del gremio e instó a sentirse honrados de realizar tan noble profesión.

 

“Hacemos una labor muy noble, pocas personas son quienes tienen ese contacto con un paciente y decirles que todo va a estar bien, tocar su mano antes de entrar al quirófano, cargarlos por primera vez, es una experiencia de la cual deberían sentirse muy honrados”, culminó.